Elaboracion

Elaboración

Los tipos de vinos amparados por la Denominación de Origen Tierra del Vino de Zamora, según detalla nuestro Reglamento, serán los siguientes:

Vinos blancos Blanco: elaborado a partir de las variedades blancas admitidas, con un mínimo del 60% de las variedades blancas clasificadas como principales.
Vinos claretes Clarete: elaborado a partir de las variedades admitidas, con un mínimo del 30% de la variedad Tempranillo y un máximo del 40% de las variedades clasificadas como autorizadas.
Vinos rosados Rosado: elaborado a partir de las variedades admitidas, con un mínimo del 60% de la variedad Tempranillo
Vinos tintos Tinto: elaborado a partir de las variedades tintas admitidas, con un mínimo del 75% de la variedad Tempranillo. Podrán ser sometidos a procesos de envejecimiento.

Podrán utilizar la indicación «Crianza» los vinos tintos con un período mínimo de envejecimiento de 24 meses, de los que al menos 6 meses habrán permanecido en barricas. Para el caso de la indicación «Reserva» los períodos se amplían a 36 meses de envejecimiento mínimo, de los que habrán permanecido al menos 12 meses en barricas, y en botella el resto de dicho período. En el caso de la indicación «Gran Reserva» los períodos se amplían a 60 meses de envejecimiento mínimo, de los que habrán permanecido al menos 18 meses en barricas, y en botella el resto de dicho período. En los tres casos los períodos se cuentan desde el 1 de noviembre del año de vendimia y el envejecimiento se debe llevar a cabo en barricas de roble de capacidad máxima de 330 litros. Para que un vino sea calificado debe superar tanto un análisis instrumental (realizado por la Estación Enológica de Castilla y León, dependiente de la Junta de Castilla y León) en el que se controlan los correspondientes parámetros analíticos, como un análisis organoléptico llevado a cabo por un comité de expertos catadores en el que se controlas las cualidades orgnanolépticas en las fases visual, olfativa y gustativa. La presencia de la preceptiva contraetiqueta o tirilla, emitida por nuestro Consejo Regulador, garantiza que el vino que la exhibe ha superado los controles descritos anteriormente.